4 de junio de 2023

Análisis de B.I.O.T.A. – PC (Steam)

Biota

B.I.O.T.A. –  La humanidad en manos de corruptos

Descubrí B.I.O.T.A. hace mucho tiempo en twitter por lo típico de cotillear en algunos hashtags y me encontré con que podría llegar a interesarme. Le perdí un poco la pista con todos los lanzamientos más recientes, pero ahora que se acerca su salida, ha sido una nota de prensa la que me lo ha recordado. Obviamente se nos ha dado la oportunidad y hemos decidido lanzarnos, con un resultado bastante satisfactorio. Este particular metroidvania 2D que se ve tan clásico,  ofrece alguna que otra modernidad actual, especialmente en diseño, y la verdad, que hemos acabado bastante contentos, así que, por eso, si os interesa jugar a B.I.O.T.A. podéis leer nuestro análisis.

Alienígenas, capitalismo y humanidad

En el mundo de B.I.O.T.A. un meteorito ha caído a la tierra, trayendo consigo un nuevo material que ayudaría a la humanidad a avanzar rápidamente y permitir los viajes interplanetarios. Este avance consiguió que las principales empresas mineras se dedicasen a montar pequeños asentamientos, que, con el tiempo, acabarían convirtiéndose en grandes corporaciones con más poder que cualquier nación. La mayor de ellas, V-Corp, se haría con el 65% de las explotaciones de Viridium, pero en uno de los asentamientos acecha un enorme secreto.

Una extraña masa biológica se ha hecho con las instalaciones, y el equipo de investigación nunca volvió ni se supo de ellos. Por este motivo, mandan al escuadrón Gemini II, compuesto por lo mejor de lo mejor, y los únicos capaces de hacer frente a este problema y volver con vida. Este escuadrón son nuestros personajes jugables y, ya os aseguro, que con vida van a volver.

Es una historia bastante sencilla, y de hecho acaba volviéndose previsible, pero me gusta que el toque final del juego es básicamente sobre cómo a estas corporaciones les da igual absolutamente todo mientras ellos sigan con su beneficio. El juego cuenta, eso sí, con dos finales, así que os dejaré descubrirlos por vuestra propia cuenta. A fin de cuentas, también os digo que aquí estamos por la diversión jugable.Sencillez, variedad y mucha locura

B.I.O.T.A. es un juego bastante sencillito de entender y rápido de dominar, pero que ofrece a su vez una amplia variedad de situaciones y de jugar. Desde el primer momento podemos apreciar que B.I.O.T.A. es un juego que viene inspirado puramente por los más clásicos, desde su apartado gráfico pixelart que se vale de paletas de 4 colores, hasta la propia jugabilidad base, y obviamente pasando por unos buenos temas chiptune. Sin embargo, ofrece más cosas y mecánicas algo más actuales encajadas a los jugadores de hoy día.

Dentro de que es el clásico metroidvania dividido en salas, y que se basa en dar saltos y disparar, ya solo aquí encontramos un buen abanico de posibilidades. El juego tiene una base desde la que accederemos a todos los lugares mediante un ascensor, y desde aquí, también podemos ir intercambiando los personajes. Cada uno de ellos dispone de un arma diferente y un ataque especial único, aunque se pueden desbloquear algunos extras, y ciertamente cada una se siente diferente y no se juega de igual manera. Mi favorito ha sido Zedd, el de la escopeta, ya que te permite una jugabilidad bastante más agresiva, pero hay un total de 8 personajes totales para que podáis probar distintos estilos.

El movimiento del personaje es bastante rápido y fluido, aunque quizá no lo he encontrado del todo preciso y no estoy seguro si es el juego o el mando. La cosa es que ha habido alguna vez que el arma ha continuado disparándose o que el botón de salto no ha respondido como debía. Aun así, es una jugabilidad fluida y frenética, donde vamos a ir exterminando monstruos y recogiendo Viridium, sin descanso alguno. Y en este aspecto, mi única pega es que puedes disparar a todas partes menos hacia abajo durante un salto, no entiendo el motivo, pero es algo que me ha faltado.

Una cosa que me ha fascinado, es que el juego quiere ayudar a todos los jugadores, y por eso tiene un sistema de guardado manual que se puede usar en prácticamente cualquier punto del juego. Cada vez que llegamos a una sala, y exterminamos a todos los enemigos, nos permitirá guardar la partida para no perder ningún progreso. Es un sistema que puedes o no usar, pues el juego también mantiene una serie de puntos de control en cada área. Y es más, incluso puedes volver a la base en cualquier momento con el teletransporte del inventario, por lo que puedes hasta evitar morir.

Un desarrollo sencillo

Dentro de la parte metroidvania de B.I.O.T.A, el desarrollo es bastante curioso y diferente para lo que suele suceder en el género. Con el fin de mantener de una manera mucho más fiel ese aspecto y jugabilidad arcade, aquí no adquiriremos nuevas habilidades para poder avanzar y llegar a nuevas zonas, si no que, más bien, necesitaremos algunos objetos como llaves, válvulas o el uso de un personaje específico.

Estos objetos se encuentran en los diferentes mercados negros de las distintas áreas que vamos a explorar, y para ello necesitaremos Viridium, la moneda del juego. La gracia está en que al principio solamente podemos llevar 100, y necesitaremos encontrar las mejoras que permiten llevar más, generalmente bastante fáciles de encontrar, no os vamos a engañar. Usa un poco la restricción de monedas para bloquear los caminos al jugador hasta que encuentre las mejoras que le permitan acabar comprando el objeto que necesita para avanzar. Al final es un poco bucle de: Encuentras mejoras, matas enemigos, recoges Viridium, compras objeto clave, llegas a zona nueva.

Me parece una fórmula bastante sencilla, pero que ha resultado extremadamente eficaz una vez que la he analizado un poco más con calma. El juego te guía totalmente con calma, y es bastante claro sobre lo que tienes que hacer/conseguir, incluso tienes el clásico mapa que te marca dónde estaban los mercados negros visitados y el objeto clave que venden. Además, existe un coleccionable que son muestras del espécimen biológico conocido como «The Agent», lo que nos hará explorar un poco más en busca de todo secretito

A nivel de diseño en cuanto a enemigos y niveles, hay que decir que anda dentro del tono sencillo que lleva el título. Los enemigos son muy sencillos de matar, sin muchas complicaciones, básicamente dispararles, siendo nuestro mayor enemigo muchos de los peligros del entorno, que nos matarán de una, como las descargas eléctricas. Los niveles, al estar diseñados con el concepto de «cajas», son bastante sencillitos también con mucho de plataformas, pero sí que destaco la variedad una vez más, teniendo cada área su propio conjunto visual.

Situaciones muy distintas

Una cosa que me ha parecido genial de B.I.O.T.A es que no se ha limitado a dejar al jugador con simplemente el andar y disparar, y crea diferentes situaciones que son, cuanto menos, un gusto total para romper con la monotonía. La primera situación de este estilo que me he encontrado es una zona en la que vas montado en un mecha, con un buen temazo de fondo, algo que además ocurre bastante pronto en el juego.

Pensaba que esto se quedaría aquí pero no, después llego una frenética área a contrarreloj, una zona con un submarino, un minijuego al más puro estilo shoot’em’up, una zona de puramente de plataformas, luego otra sección con una pelea de naves al estilo Afterburner… Al final es un cúmulo de situaciones tan diferentes que hace que B.I.O.T.A sea un auténtico juegazo que nos haga estar enganchados de principio a fin.

A todo esto, se le suma la posibilidad de jugar al modo arcade, que son básicamente varios minijuegos seguidos cuyo objetivo es conseguir la mayor puntuación, muy entretenido si no tienes mucho tiempo para jugar y quieres algo rápido. Al final, B.I.O.T.A tiene pocas cosas malas, la verdad, prácticamente ninguna importante, quizá lo peor es que puedes pasártelo en una tarde con su final estándar, pero bueno, siempre puedes rejugarlo con los nuevos personajes desbloqueados.

Conclusiones de B.I.O.T.A

B.I.O.T.A es lo que viene siendo un juegazo en toda regla con el que me lo he pasado muy bien debido a que presenta muchas opciones jugables y una buena variedad de situaciones. Es sencillo de jugar y de explorar, desafiante por las trampas, pero no por sus enemigos, y accesible gracias a su sistema de guardado/puntos de control. En cuanto al tema retro, está totalmente bien llevado, tanto a nivel gráfico como sonoro, con una increíble banda sonora y efectos de sonido muy bien llevados. No te lo pienses mucho, y si tenías pensado comprar B.I.O.T.A, hazte con él. Espero que este análisis de B.I.O.T.A te haya servido.

Nota: 8.5/10

*Análisis hecho con una clave que nos ha dado Retrovibe mediante PressEngine a quien le damos las gracias por la oportunidad.

*Esto es un análisis antiguo que escribí en InformeGamer.es, por eso no hay imágenes.