31 de mayo de 2023

Análisis de Deathloop – Versión de PC (Steam)

Deathloop

Deathloop – Nunca un bucle fue tan divertido

Puede que esté un poco feo decirlo, pero Deathloop nunca estaba en mi pensamiento y, ni siquiera, entre los juegos que tenía pensado jugar a lo largo de este 2021. Nunca terminaba de llamarme por sus tráilers, y porque nunca me quedaba claro cómo iba a ser. Sin embargo, tras poder ver unas cuantas previews del juego y unos cuantos usuarios que sigo, subir sus clips y mostrar más como está distribuido el juego, me animé a echarle un ojo, especialmente tras ver que era algo similar a un «Dishonored más ligero». Por supuesto, gracias a Ziran (Bethesda) por pasarnos una clave del juego para poder hacer un análisis del mismo y de paso quitarme el gusanillo con el que estaba, aunque ya os aviso de que el juego finalmente me ha acabado ENCANTANDO pese a su mala optimización en PC.

Bienvenidos a Blackreef

Vamos a ser claros desde el primer momento, Deahtloop es más un roguelike que un juego estándar dónde se realiza una campaña y ya está. Los bucles de este, son así como cuando mueres en un roguelike y vuelves a intentarlo, literalmente es lo mismo, pero con un progreso que puedo calificar de bastante sólido. Todo esto ocurre en la isla de Blackreef, un misterioso lugar atrapado en un bucle el cual protegen los eternalistas y visionarios, mientras que Colt, nuestro protagonista, mantiene una lucha «eterna» contra Julianna y por romper el bucle.

La historia está muy bastante interesante y se hace muy amena de seguir debido a que, principalmente, no recordamos absolutamente nada, pero iremos adquiriendo diferentes conocimientos en cada día en el bucle. Ya sea sobre el propio Colt, sobre Julianna, los visionarios o todo lo que rodea al programa AEON mediante el cual se pretendía conseguir la vida eterna, todo lo que encontremos resultará útil y, dependiendo de la ocasión, más o menos interesante. Especialmente toda la información que vamos adquiriendo sobre Colt y su peculiar relación a muerte con Julianna.

Un punto clave de todo esto es el sistema de pistas e investigación que ofrece el juego, el cual consigue que sea bastante intuitivo de seguir y facilita el recordar, leer y avanzar sin problemas. Aunque eso sí, en más de una ocasión correrá de nuestra cuenta preocuparnos por investigar lo suficiente para los múltiples secretos y submisiones que esconde Blackreef, que ya os digo nos llevará muchas horas.

Aprendiendo lo básico del bucle

Deathloop tiene una especie de tutorial que nos mantendrá durante unas 2 horas aprendiendo todo sobre Blackreef, los visionarios, aclarar nuestro objetivo y los misteriosos poderes que otorgan los bloques. Una vez que hemos llegado a un punto clave, que es cuando podemos imbuir el equipo, el juego nos deja totalmente libertad para escoger caminos, objetivos a hacer mediante nuestro tablón de pistas y movernos entre los 4 principales distritos de Blackreef.

Aunque hay una pequeña variante condicional para todo lo que queramos hacer, el momento del día en el que vamos a ese distrito. Para mantener la variedad en el juego, los distritos cambian si vamos de noche, de día, por la tarde… Y por supuesto, esto también influye en la información que podemos obtener, las misiones e incluso el equipamiento que podemos llegar a obtener. Teniendo esto en cuenta, tenemos un total de 4 variantes para cada escenario, lo cual hace que esté bastante completo.

Pero claro, llegados a este punto os preguntaréis ¿Y cómo se juega Deathloop? Bien, vamos a ello. Lo primero que hay que saber es el funcionamiento base del bucle:

  • El bucle es de un día completo. Acabada la noche, empieza de nuevo el mismo día en la mañana.
  • Una vez entras a un distrito, tienes todo el tiempo que quieras para inspeccionarlo.
  • Recordaremos todo lo aprendido entre días, de manera que, si obtenemos información, es para siempre.
  • Todo el equipamiento que no hemos imbuido con residuo lo perderemos al acabar el bucle, pero lo imbuido se queda para siempre.
  • Las acciones realizadas, desbloqueos de puertas y demás, desaparecerán al pasar la noche.
  • El bucle lo romperás cuando acabes con todos los visionarios en un mismo día

Colt y su arsenal

Antes de salir a cada distrito tenemos la opción de equiparnos y disfrutar de una rica matanza a nuestra manera. Podemos equipar un total de 3 armas y 2 bloques, los cuales tendrán el mayor impacto en nuestra estrategia para acercarnos a los objetivos y movernos por el nivel, ya que son las habilidades especiales.

Para complementar a las armas y las habilidades de los bloques tenemos dos tipos de mejoras diferentes: los ingenios y las mejoras de bloques. Los ingenios son mejoras que pueden afectar a Colt directamente o a nuestras armas, y los conseguiremos al eliminar visionarios, eternalistas, completar misiones o incluso investigando. Realmente, no os voy a engañar, así se consigue prácticamente todo en este juego, investigando o matando

Los bloques son lo más importante, ya que aquí tenemos las habilidades especiales como es el teletransporte, volverse invisible, nexo, telequinesis… Sin entrar mucho en detalles, diré que no son excesivas, pero cambian por completo la manera en la que se juega y dan un punto de diversión especial. Hasta he llegado a matar objetivo sin darme cuenta por ir usando estas habilidades.

Respecto a las armas, tengo que decir que he ido la mayor parte del tiempo en sigilo y he usado la misma el 90% del tiempo: pistola de clavos o la pistola con «silenciador». Hay armas distribuidas por rareza y algunas muy especiales, con efectos muy buenos en combate o, simplemente, curiosos. Deathloop se puede jugar prácticamente entero en sigilo, de ahí que no haya usado muchas más armas de fuego, por no comentar que con la habilidad de Nexo puedes acabar con grandes grupos en un solo disparo… Armas, hay, si te gusta ir a pegar tiros a lo loco tendrás con qué hacerlo.

Eso sí, hay que recordar que necesitamos imbuir con residuo todos estos elementos para mantenerlos entre bucles. El residuo se consigue de objetos aleatorios en el mapa que brillan o al matar visionarios, por lo que siempre acaban siendo una buena opción. Y muy importante, no se guarda la cantidad entre días, así que gasta siempre todo lo que puedas.

Protege el bucle

Deahtloop tiene 2 modos de juego por así decirlo, uno en el que controlamos a Colt queriendo destruir el bucle y salir de Blackreef, que es la campaña principal, y otro en el que podemos invadir partidas jugando como Julianna. Aclarar, por supuesto, que se puede ajustar para invadir a amigos o gente aleatoria, de igual manera que podemos, jugando como Colt, desactivar las invasiones de otros jugadores.

Cuando jugamos como Julianna, nos toca desbloquear también diferentes cosas mediante la puntuación y méritos completados invadiendo las partidas de otros Colt. Es un modo de juego que aunque me ha dado algún quebradero de cabeza por temas de conexión, me ha resultado entretenido para cuando simplemente quería jugar un poco y despejarme, o echar una partida rápida.

Diseño de juego propio

Deahtloop mantiene bastante la esencia del estudio en cuanto a lo visto en sus últimos títulos, como Prey o Dishonored, tanto en su jugabilidad como en el diseño de escenarios. Y esto es buena señal, ya que Arkane es un estudio que sabe hacer maravillas cuando les dan rienda suelta. Si hablamos de los escenarios, vemos que aunque son pequeños en tamaño, se aprovecha muy bien la verticalidad, ofreciendo diferentes tácticas y maneras de realizar las misiones, así como de ocultar sus pequeños secretitos.

Por otro lado, la jugabilidad es bastante fluida y permite muchos estilos de juego, todos ellos aceptables y que permiten avanzar. ¿Sigiloso? Adelante ¿A tiro limpio? Adelante. Como dije antes, una gran cantidad de horas he estado jugando en sigilo, pero es que además también he ido rápido. Las combinaciones que permite crear el juego entre los ingenios y bloques, son muy peculiares, así como las interacciones que hay entre los diferentes elementos de juego, muchas de ellas a descubrir por nosotros mismos.

Donde quizá peca bastante el juego es en la IA, sorprendentemente inútiles para tratarse de un juego de Arkane. Los enemigos tienen malos tiempos de reacción, pésimos conos de visión, a veces parece que están sordos… Se les pilla el truco demasiado rápido y no representan ninguna molestia real, incluso cuando te invade Julianna controlada por la IA, es bastante fácil de matar. Los visionarios sí que tienden a ser más listos y agresivos, pero no os creáis que mucho más que los eternalistas.

Y algo negativo, al menos en la versión de PC, que puede entorpecer la experiencia de una manera brutal, es el rendimiento del juego en PC. Actualmente uso un PC con una GTX 1060 de 6GB, 16GB de ram, SSD NVMe y un Ryzen 1600X. Mientras que el procesador no ha tenido una carga de trabajo grande, la gráfica siempre ha estado a tope, costándole mantener los 60 FPS estables en muchas ocasiones aún con todo al mínimo a 1080p. Ha pasado mucho desde su lanzamiento y se ha mejorado un poco la estabilidad, pero es muy demandante gráficamente y no entiendo por qué.

Conclusiones de Deathloop

Deahtloop ha conseguido sorprenderme para bien, actualmente le tengo ya más de 25h entre el juego principal, algunas partidas con Julianna y dedicarme a inspeccionar los escenarios en busca de nuevos secretos o terminar misiones secundarias. La jugabilidad fluida junto a unos particulares usos de los bloques e ingenios, ha hecho que sea el shooter más entretenido que he jugado en lo que llevo de año y, además, cuenta con una historia con bastantes cosas que afrontar en ella y cuyo método narrativo engancha al jugador en cada bucle. Aunque eso sí, le queda un poco que hacer en cuanto a la optimización, recomendando casi mejor la versión de PS5.

Arkane se mantiene al pie del cañón con Deahtloop, demostrando que se les da bien crear experiencias únicas y divertidas, además de originales. 

Nota: 8.5/10

*Análisis hecho con una clave de Steam que nos ha otorgado Ziran, a quien le damos las gracias por la oportunidad.

*Esto es un análisis antiguo que escribí en InformeGamer.es, por eso no hay imágenes.